Vélo électrique équipé d'un siège vélo arrière pour enfant

Sillas para niños de bicicleta eléctrica

Filtrar y ordenar
12 productos
Tipo de producto
Tipo de producto
10
2
Precio
Precio
-
Marca
Marca
4
1
5
1
1
Color
Color
1
2
2
2
3
1
2
2
Ordenar por:
Precio habitual 67,87 €
Precio de oferta 67,87 € Precio habitual
Precio habitual 69,87 €
Precio de oferta 69,87 € Precio habitual
Precio habitual 66,88 €
Precio de oferta 66,88 € Precio habitual
Precio habitual 89,83 €
Precio de oferta 89,83 € Precio habitual
Precio habitual 79,85 €
Precio de oferta 79,85 € Precio habitual
Precio habitual 79,85 €
Precio de oferta 79,85 € Precio habitual
Descubre todos nuestros consejos y guías de compra para el mantenimiento y equipamiento de tu bibcicleta
Todos nuestros consejos
Seguir leyendo
Rebajas -50%
Silla infantil trasera con soporte para cuadro Polisport Joy FF amarillo flúor
Precio habitual 15,96 €
Precio de oferta 15,96 € Precio habitual 31,93 €
Rebajas -37%
Silla infantil Joy FF para cuadro de bicicleta Polisport
Precio habitual 18,46 €
Precio de oferta 18,46 € Precio habitual 29,54 €
Precio habitual 99,78 €
Precio de oferta 99,78 € Precio habitual
Precio habitual 119,78 €
Precio de oferta 119,78 € Precio habitual
Precio habitual 89,83 €
Precio de oferta 89,83 € Precio habitual
Precio habitual 139,71 €
Precio de oferta 139,71 € Precio habitual

Cada vez hay más buenas razones para llevar a tu hijo en bicicleta. El uso de la bicicleta es cada vez más popular y el transporte de niños en bicicleta sigue la misma evolución. Sin embargo, hay algunas cosas que hay que saber y normas que hay que respetar para garantizar que el viaje se realice en las mejores condiciones posibles. Especialmente cuando se utiliza una bicicleta eléctrica

Llevar a un niño en una bicicleta eléctrica. ¿Cúál es la mejor forma?

Hay diferentes maneras de transportar a tu hijo en una bicicleta convencional o eléctrica. Sillas portabebes sobre el manillar, sillas para niños al tubo de la tija del sillín, asientos infantiles para portaequipajes o incluso remolques y carritos

Silla portabebés delantera para bicicleta eléctrica

Hasta cierta edad y peso, los niños o bebés es mejor llevarlos en un asiento en la parte delantera de la bicicleta, entre nuestros brazos. Los bebés y niños de entre 6 meses y 3 años (<15 kg) pueden viajar delante, ya sea para viajar o para pasear. Colocado en la parte delantera, puedes ver y comunicarte con tu hijo o hija en todo momento

Al llevar a niños tan pequeños en una bicicleta eléctrica, la seguridad es esencial. El bebé debe estar bien sujeto por si se queda dormido y ninguna de sus extremidades debe interferir con el movimiento de la bicicleta. Por lo tanto, es esencial que el asiento tenga una buena carcasa, un arnés y unos reposapiés con correas. La silla para niños delantera WeeRide DeLuxe es uno de los mejores y más aclamados modelos de asientos infantiles delanteros. 

Silla infantil de bicicleta para llevar a niño en la parte trasera de una bicicleta eléctrica

A partir de cierto peso, ya no se recomiendan las sillas de bebé delanteras. A medida que el niño crece, es preferible llevarlo en un asiento trasero. Para las sillas infantiles traseras, los fabricantes indican un rango de peso de entre 9 y 22 kg. Esto corresponde a un rango de edad de entre 9 meses y 6 años

 

Las sillas para niños que se colocan en la parte trasera de las bicicletas eléctricas o convencionales cumplen las mismas normas de seguridad que los asientos delanteros. De hecho, estas sillas, como es el caso de la silla trasera Britax Romer Jockey 3 Comfort, también cuentan con arneses, respaldos y reposapiés ajustables. 

Según el modelo, estos asientos infantiles regulables pueden fijarse al tubo del asiento o al portaequipajes trasero. Los elementos de seguridad son los mismos que en la silla infantil trasera Urban Iki, con arnés, reposapiés y respaldo ajustable.

Sin embargo, en una bicicleta eléctrica, la batería se encuentra a veces debajo del portaequipajes. Por lo tanto, añadir un asiento para niños no siempre es posible. 

 

Fijación al cuadro o al portaequipajes para una silla portabebes para bicicleta eléctrica

Con tantos tipos de fijaciones en el mercado, tienes que elegir la fijación adecuada para tu bicicleta. 

Soporte para silla infantil a la potencia o al tubo del sillín

Las sillás con fijación al cuadro pueden ser delanteras o traseras. Si el asiento se monta en la parte delantera de la bici, suele fijarse a la potencia, como el asiento infantil delantero Bobike Exclusive Mini Plus. Una vez más, la silla de bebé Polisport Bilby Junior tiene una buena relación calidad-precio para un bebé de 9 kg a 15 kg.

También es posible instalar una silla delantera para niños a una bicicleta eléctrica, invirtiendo en un asiento que se fije a la potencia y al tubo del sillín al mismo tiempo, a través de una barra de acero sobre la que iría la silla. La marca canadiense WeeRide se ha convertido en un especialista en este campo. De hecho, las fuertes sujeciones del asiento infantil delantero WeeRide classic lo convierten en el asiento perfecto, seguro y cómodo, para niños y padres. Actualmente es el asiento infantil más adecuado para las bicicletas eléctricas e incluso para rodar por pistas y caminos. 

Si el asiento infantil se coloca en la parte trasera de la bicicleta, puede fijarse directamente al tubo del sillín o tubo vertical del cuadro. Hamax ofrece una forma sencilla de fijar el asiento a la parte trasera de la bicicleta de los padres con la silla infantil reclinable Siesta.

Para instalar un asiento de bebé en el tubo del sillín de una bicicleta eléctrica con batería en el portaequipajes, asegúrese de que la silla quede lo suficientemente alta como para no golpear la batería. 

Silla infantil con fijación al portaequipajes

La fijación del asiento en el portaequipajes es una solución, incluso para las bicicletas eléctricas. Sin embargo, debes asegurarte de que tu bicicleta es adecuada para este tipo de fijación. 

La compatibilidad de una silla infantil con la bicicleta depende la medida del portaequipajes. El Polisport Guppy Maxi + CFS, por ejemplo, tiene un sistema de abrazaderas que se puede acoplar fácilmente a todos los portaequipajes de entre 12,5 y 18,5 cm de ancho.

Otros modelos disponen de una placa de montaje o soporte especial para el portaequipajes, como Urban Iki, que suministra su asiento trasero para bicicletas con una placa de montaje que tiene ganchos elevados. De este modo, se pueden instalar tanto en una bicicleta convencional como en una bicicleta asistida eléctricamente con batería bajo el portaequipajes.

Sin embargo, no todos los portaequipajes son compatibles con este tipo de accesorio. Si el portaequipajes trasero de su bicicleta eléctrica no cumple con estos requisitos, el adaptador de portaequipajes Steco puede ser la solución. Con el adaptador de portabebés Steco, su portabebés puede adaptarse a la mayoría de los asientos de portabebés para bicicletas. 

Por otro lado, es posible que el portaequipajes no pueda soportar el peso de la batería, el asiento infantil y el niño. Para circular con seguridad, puede ser necesario invertir en un portaequipajes especial para cargas más pesadas. Los portaequipajes Tubus y Steco permiten llevar hasta 30 kg en la parte trasera de la bicicleta. 

 

¿Qué silla para niños comprar para una bicicleta eléctrica?

Para asegurarse de que nosotros y nuestros hijos se sientan cómodos al montar en bicicleta, hay una serie de características en las que hay que fijarse. 

Características de las sillas infantiles para bicicleta eléctrica

Características prácticas

En primer lugar, el asiento de la bicicleta del bebé tiene que ser práctico. La practicidad significa que es fácil de montar y colocar. Muchos asientos se venden con un kit de montaje e instrucciones detalladas

Una vez colocado, ya sea en la parte delantera o trasera de la bicicleta eléctrica, el asiento infantil debe ser fácil de usar. La mayoría de los modelos están lo suficientemente abiertos poder sentar al niño fácilmente. Además, los arneses con cierre de tres y cinco puntos se bloquean y abren con una sola mano, evitando que el niño los manipule.

Por otro lado, Polisport tiene disponible como opción un segundo soporte para sus sillas con fijación al cuadro. Esto es muy práctico, cuando tenemos dos bicicletas, para poder montar la silla fácilmente en una u otra según nos interese. 

Por último, asegurar el asiento cuando aparcamos nuestra bicicleta en la ciudad, Urban Iki, con su silla infantil, incluye un cable de acero con cerradura de código.

Características de confort y seguridad

Ciertos elementos garantizan la seguridad de nuestro hijo cuando va con nosotros en la bicicleta. 

Antes de comprar, debemos asegurarnos de que los reposapiés de la silla portabebés son ajustables y tienen correas, como en la silla Bobike Exclusive Mini Plus. El hecho de que sean ajustables permite que el asiento siga el crecimiento y desarrollo del niño. Las correas garantizan la sujeción de las piernas para que no puedan obstaculizar ni entorpecer el movimiento de la bicicleta. Un ejemplo claro es que la punta del pie pueda meterse en los radios.

Además, la presencia de reposacabezas y respaldos ajustables garantiza una perfecta adaptación del asiento al cuerpo del niño

Para aumentar la comodidad de nuestro hijo, podemos adquirir un parabrisas para una silla portabebés delantera. Un parabrisas protege al niño del mal tiempo, pero también del viento y los insectos. De este modo, el niño estará más seguro y el viaje será mucho más cómodo. Otro accesorio a tener en cuenta es un poncho impermeable para la silla infantil que mantendrá a nuestro hijo seco y protegido frente a la lluvia. 

La silla portabebés en una bicicleta eléctrica

En una bici eléctrica, se suele viajar a mayor velocidad que con una bicicleta convencional. Las aceleraciones también son un poco más evidentes. Por lo tanto, es importante decantarnos por un asiento de bicicleta de calidad con una base fuerte y estable, que cubra bien al niño para evitar movimientos no deseados. Del mismo modo, no podemos olvidarnos del arnés de seguridad, un elemento indispensable, el cual debe ir firme y apretado sin llegar a molestar. Tanto si se trata de un arnés de tres como de cinco puntos, su ajuste es esencial. 


En términos de seguridad, recomendamos el uso de un caballete doble central para bicicleta eléctrica, para poder aparcar nuestra bicicleta con estabilidad, mientras bajamos o subimos al niño en su silla.

Otro punto en el que podemos fijarnos para aumentar la seguridad, es en el color. Además. Podemos adquirir una silla infantil de alta visibilidad que la haga visible desde lejos, o también podemos utilizar pegatinas reflectantes. Sobre todo cuando se trata de una silla para niños trasera. 

Por último, es un requisito legal que todos los niños menores de 16 años lleven casco cuando van en bicicleta. Los cascos de bicicleta para bebés y niños cumplen con la normativa y protegen al niño en caso de impacto.